Continuamos desde nuestro blog trayéndoos interesante información acerca del folklore y las tradiciones más ibicencas. Ya vimos en posts pasados información acerca de los tipos de bailes payeses, también sobre la vestimenta y sobre los instrumentos musicales. Hoy vamos a saber más de esos maravillosos adornos y joyas ibicencos.

Podemos empezar hablando de la popular emprendada ibicenca, cuya primera función es decorar el traje de baile o de boda de la mujer, es una dote de la familia de la hija que se casa. Encontraremos dos tipos, la más antigua, de coral rojo y plata, con varias hiladas de collares de coral y alfileres de plata redondeados. Una cruz muy trabajada de plata con filigranas y detalles de coral o nácar y piedras preciosas. Y junto a la cruz la “joia” (la joya, relicario con vidriera y con una estampa de una virgen), que suele estar adornada con piedras preciosas. Aunque la emprendada más popular es muy similar a la anterior, pero hecha en oro laminado y muy trabajado.

Otra de las piezas tradicionales son los anillos, son de oro o plata según el vestido, siempre muy trabajados, normalmente con sellos familiares u otros tipos de decoración, pero siempre de fina filigrana. Un detalle interesante relacionado con los anillos, es que antiguamente el novio en las bodas, debía regalar 24 anillos a la novia. Mediante este regalo demostraba su riqueza.

Indicar que la orfebrería es algo muy típico y arraigado en Ibiza. Lo demuestran por ejemplo los adornos que lucen las bailadoras. Además de la emprendada son importantes también los pendientes, normalmente de oro y de fina filigrana. También los botones de cascabel, muy trabajados y también casi siempre de oro. Además en este caso formando parte de la indumentaria tanto femenina como masculina. Son un toque distintivo y sonoro de los vestidos tradicionales.

En el caso de los hombres además de los cascabeles también solían ser de filigrana los botones de la camisa. Y el cuello y las mangas de esta, solían estar decoradas con bonitos y trabajados bordados.

Esperamos os haya gustado, y volvemos la semana que viene con más sugerentes propuestas muy ibicencas.

Foto cortesía Eivissa.com