Los 5 lugares, ideas y propuestas que no puedes dejar de visitar y disfrutar en la zona norte de la isla de Ibiza este verano. Rincones, playas, restaurantes, para descubrir la Ibiza más auténtica y disfrutar al máximo de tus vacaciones.

puesta_de_sol_norte_ibiza

1. Puesta de sol en Na Xamena. Na Xamena, ubicado en la zona del Port de Sant Miquel de Balansat, esconde uno de los atardeceres más sobrecogedores de la isla que puedes contemplar desde lo alto de sus acantilados.  Aquí tienes dos opciones, adentrarte en la naturaleza en busca de la roca ideal donde sentarte a disfrutar del paisaje  o la otra opción, acomodarte en cualquiera de las mesas del hotel Hacienda donde tendrás asiento de primera fila mientras disfrutas de un buen cóctel que acabará por completar tu experiencia.

IMG_9714_portsantmiquel_beach

2. La playa de Port de Sant Miquel. Un puerto natural que poco tiene de puerto pero en cambio sí mucho de natural, en el pasado fue un lugar de exportación de productos agrícolas y también fue frecuentada por contrabandistas que en los recovecos de esta costa encontraban escondites perfectos. Ahora el tiempo ha pasado y este bello rincón se ha convertido en un lugar perfecto para pasar un día de sol y playa en las apacibles aguas de su bahía, por eso aquí te damos cinco ideas para que aproveches cada segundo en este lugar

IMG_5947_cala_xarraca

3.  El norte más auténtico y natural: Portinatx y alrededores. Buscando la cala ideal verás que la isla tiene tantas propuestas como para nunca repetir. Cada rinconcito de la costa tiene su encanto que la hace especial: playa de rocas, casetas de pescador, arena fina, aguas tranquilas, fondos marinos interesantes… ¿Tú también deseas encontrar ese lugar especial que te haga sentir como en el paraíso?

IMG_9077

4. Gastronomía con mucho sabor a mar: Pescado fresco del día. El restaurante Can Gat lleva casi medio siglo a sus espaldas preparando pescado de mil y una maneras sin obviar el toque tradicional y eso es siempre garantía de calidad. Este restaurante lo encontrarás en plena Cala de Sant Vicent, la playa situada más al norte de la isla y donde apenas queda un pescador faenando que se encarga de abastecer con el mejor género las cámaras de este restaurante. Así que si pasas por esta playa a darte un bañito, no dudes en reservar una mesa y probar su delicioso Gallo de San Pedro, pescado en la costa ibicenca y que sólo le bastará una suave cocción al horno para que se convierta en un plato extraordinario.

5. Nos vamos de compras: Mercadillo de Sant Joan de Labritja. Cada domingo a partir de las 10.30h, en el pequeño pueblo de Sant Joan, al norte de la isla, sacan los tenderetes a la calle para exhibir ante sus visitantes la artesanía típica de la zona. Este bonito rincón se convierte en punto de encuentro entre el campo y el turismo y aquí podrás adquirir todo tipo de productos artesanos y especialmente frutas y hortalizas ecológicas de la tierra. Un lugar espectacular para hacer tus pequeñas compras con música y fiesta de fondo durante toda la mañana.