Sant Joan de Labritja es el municipio de la isla de Ibiza situado más al norte. Es el que cuenta con menor número de habitantes, pero con mayor número de bosques vírgenes y extensiones rurales.

Casas payesas de paredes encaladas, diseminadas por sus campos de tierras rojizas, son habituales. Montes atravesados por torrentes y bancales de muros de piedra. Una naturaleza sublime que se puede disfrutar en toda su extensión. Su costa igualmente salvaje, con esos increíbles acantilados y magníficas playas y calas de aguas transparentes.

Este tranquilo Municipio lo componen cuatro parroquias, Sant Joan, Sant Miquel, Sant Vicent y Sant Llorenç. Pequeños pueblos de los más tradicionales y auténticos de la isla. En todos ellos conviven los vecinos ibicencos con aquellos que llegaron de otros lugares y buscaban la Ibiza más rural.

En este municipio encontraremos parte del Área Natural de Especial Interés (ANEI) de Es Amunts, zona de gran valor ecológico, diferentes ecosistemas donde conviven flora y fauna de gran valor para la isla de Ibiza.

También existen lugares donde se pueden realizar excursiones y rutas sorprendentes, como la torre de defensa de Balanzat o la de Portinatx (torres construidas con la finalidad de controlar cualquier tipo de invasión en el norte de la isla de Ibiza), o a las cuevas d’en Marça, grutas naturales por la erosión del mar o el yacimiento de la cueva de Es Culleram, gruta natural rodeada de pinos, donde fue descubierta, al mismo tiempo que otros centenares de objetos y estatuillas, una de las piezas más importantes de la historia de Ibiza, la Diosa Tanit (Diosa del amor y la fertilidad).

Como decíamos, Sant Joan es un lugar ideal para aquellos que gusten de zonas aisladas de la masificación, pero Ibiza es un lugar turístico y también encontraremos núcleos turísticos, como el Port de Sant Miquel, Portinatx y la Cala de Sant Vicent.

Su costa está plagada de acantilados pero donde también encontraremos maravillosas calas y playas. Desde las más perdidas y tranquilas hasta algunas de las más ambientadas. Es portixol, Es pas de s’Illa, Caló des Multons, Cala Benirràs, Playas de Portinatx y hasta trece diferentes propuestas.

La mejor zona para aquellos que quieran descubrir la Ibiza más tradicional y auténtica.