Dando un paseo por la isla es fácil quedar fascinado con cualquiera de los paisajes que encontramos: campos de almendros, calas escondidas, miradores… pero si hay alguno que destaca por encima de los demás es Ses Salines.

El Parque Natural que abarca parte de la mitad sur de Ibiza y el norte de Formentera. Con sólo visitar este Parque notarás la magia y la belleza que se impregna en cada rincón, con estanques de la antigua salinera, extensas playas de fina arena y agua cristalina y bosques que se entrelazan con la orilla… sin duda un lugar para perderse. ¿Quieres acompañarnos a zambullirnos en sus aguas? Aquí te mostramos todo lo que Ses Salines guarda para ti.

sessalines_sunset_IMG_1413

El Parque Natural de Ses Salines

Como ya hemos dicho, Ses Salines es una área protegida como Parque Natural debido a su interés paisajístico y porque es hogar de mucha fauna y vegetación que encuentran aquí las condiciones necesarias para vivir. dando un paseo por esta zona podrás disfrutar de un baño en las playas de Es Cavallet o Ses Salines, ambas de extensión considerable, una gran ventaja para que encuentres un hueco donde tumbarte en la arena sin problemas. Bañarse en las aguas de esta zona es una delicia y también son ideales para los más pequeños ya que son playas poco profundas y de aguas limpias. El resto del Parque Natural es también perfecto para dejarse llevar por el encanto del paisaje Mediterráneo con bosques de pinos y sabinas, acantilados como Es Cap des Falcó y estanques que aún hoy en día siguen sirviendo como salinera y cuya historia podrás indagar en el Centro de Interpretación del Parque Natural de Ses Salines que se encuentra en la iglesia de Sant Francesc.

IMG_2088_jockey_club_ibiza

Dónde comer

Comer es uno de los pequeños placeres de la vida pero si es en Ses Salines, la experiencia seguro será mucho más satisfactoria. ¿Qué hay mejor que comer en un chiringuito de playa con vistas al mar? En Ses Salines encontrarás distintas opciones según tus gustos. Si buscas un ambiente distendido, con buena música de fondo y un menú de lo más variado de cocina internacional, Jockey Club Ibiza es una buena elección. Sus desayunos además, son pura energía para comenzar el día. El restaurante Malibú, muy cercano al primero mencionado, es ideal si lo que prefieres es probar el sabor marinero de la cocina de ibiza o deleitarte con una buena caldereta de langosta en alguna de sus hamacas que se despliegan entre la orilla y el restaurante. Al otro lado del Parque Natural, en la Playa des Cavallet el Chiringay también hará las delicias de los amantes de la buena cocina con platos desenfadados pero llenos de sabor, todo ello, bajo el cobijo de uno de los restaurantes de ambiente más conocidos de la isla.

torre_sesportes_ibiza

Qué Hacer

¿Buscas algo de acción entre tanta tranquilidad? La playa de Ses Salines también tiene sitio para la aventura y evidentemente el mar será el protagonista. Salinas Sailing Club te da la oportunidad de surcar el Mediterráneo ibicenco a bordo de un catamarán, remando con un kayak o dejándote llevar por el viento sobre una tabla de windsurf. También organizan excursiones para conocer mejor la isla. Una de las más atractivas es practicando Paddle Surf bajo la luna llena. ¿Suena bien verdad?

Y si quieres poner un broche final perfecto para tu visita a Ses Salines, no debes olvidar dar un pequeño paseo hasta el extremo más meridional de la isla donde se ubica la imponente torre de defensa de Ses Portes, un paseo de lo más bello ya que recorres los enclaves más aislado de la costa de esta playa, con alguna que otra caseta de pescador desperdigada y unas vistas privilegiadas hacia Formentera.