En Ibiza, aún existen muchos rincones secretos y sigilosos por descubrir. Sin duda, Sant Llorenç de Balàfia es uno de ellos. Pequeño núcleo rural situado al norte de la isla, próximo a la localidad de Sant Joan de Labritja.

Rodeado de bosque y campo, donde el tiempo transcurre despacio y todo gira en torno a un mismo lugar, la iglesia. Frente a ella, se sitúa La Paloma, una casa ibicenca convertida en un tranquilo café restaurante rodeado de un huerto de naranjos, con mucha personalidad y estilo propio. Abren casi todo el año, por las mañanas te ofrecen uno delicioso desayuno, a base de postres y tartas caseras, rico café, batidos y zumos naturales. A partir del mediodía, en una pizarra de colores, tienen escrita la carta, de toques y sabores italianos, una selección de foccacias caseras y ensaladas exóticas.

Post-it: Se respira una atmósfera relajada

Precio estimado: Asequible-moderado

Contacto: Tlf 971 325 543 – www.palomaibiza.com