El pueblo de Sant Miquel de Balansat, se sitúa bajo una pequeña colina, en cuya cima se ubica su iglesia. Una edificación fortificada y de muros encalados del S. XVI, al igual que la iglesia de Santa Eulària, se la conoce como Es Puig de Missa.

Post-it: Lo más interesante del templo, son sus dos capillas que cuentan con bellas pinturas al fresco, descubiertas y restauradas recientemente, con motivos florales y religiosos.

Puig de Missa – Sant Miquel de Balansat