Otro de los auténticos chiringuitos de playa que nos propone la isla de Ibiza, pero en esta ocasión situado al borde del mar, sobre las rocas. Situado al final de la playa de Talamanca.

Elaboran pescados con gran maestría, sencillez y en un punto de plancha perfecto (sardinas, lubina, gambas ibicencas, calamares, atún…) acompañado de ensalada payesa. Para los que no quieran pescado, en este genuino kiosko de playa, también sirven unas estupendas chuletas de cabrito. De postre flaó y café caleta, típico de Ibiza.

Post it: Un kiosko de playa con aires rústicos y fabulosas vistas a Dalt Vila

Precio estimado: Moderado-medio

Playa de Talamanca  - Ibiza