El Port de Sant Miquel es una de las zonas turísticas más significativas del municipio de Sant Joan de Labritja. En la cala (puerto natural), encontraremos hoteles, restaurantes, comercios y locales de ocio. Su playa es amplia y con unas fabulosas vistas a s’Illa des Bosc (islote conectado a la orilla por una lengua de tierra, Es pas de S´Illa). Muy cerca se encuentran las cuevas d’en Marçà y calas muy atractivas y solitarias, como es Caló des Multons o Benirràs.

Post-it: Espléndida y tranquila opción, ideal para pasar un día de playa en familia.

Desde el mismo centro del pueblo de Sant Miquel, cojan la carretera que se dirige directamente a la playa.