Uno de los rincones con más encanto de Sant Antoni es su popular paseo de Ses Variades. Aquí cada minuto del día encontrarás un ambiente distinto pero la hora punta del lugar llega con el ocaso, ya que Ses Variades cuenta con las vistas más privilegiadas hacia el poniente ibicenco. Miles de personas se agolpan cada día en la zona, para escuchar las sesiones de los mejores Dj’s del momento que pasan por cabina en el conocido bar Mambo. Y al caer la noche, la zona se convierte en el lugar perfecto para tomar una copa o cenar en lugares tan legendarios como Café del Mar antes de continuar de fiesta.

Más información