Casa ibicenca centenaria convertida en un coqueto bar. Situado a medio camino de las localidades de Sant Miquel y Sant Mateu, sus anfitriones Sofía y Tete os atenderán con mucha cortesía. Su especialidad son los “montaditos”, deliciosas rebanadas de pan payés untadas en aceite de oliva y tomate maduro de ramillete con jamón, sobrasada, queso, salmón, lomo,… Además elaboran unas ricas ensaladas y postres caseros

Post-it: Tranquila terraza nocturna

Precio estimado: Asequible

Contacto: +34 971 334 567