Can Jordi es uno de esos establecimientos ibicencos, que al mismo tiempo es bar y tienda de comestibles. Este curioso establecimiento está ubicado en la carretera de Sant Josep, y aún mantiene el espíritu de antaño y posibilita comprar cualquier cosa durante todo el día. Una cómoda barra de bar y una agradable terraza con un cierto aire clasicista, permite sentarse en ella, tomar un aperitivo y escuchar un buen concierto acústico improvisado.

Post-it: En su viejo almacén se realizan exposiciones de fotografías, dibujos y pinturas.

Precio estimado: Moderado

Crta Eivissa – Sant Josep, Km 8