Pequeña y resguardada playa en estado natural, de aguas turquesas, fina arena  y frondosa vegetación. Cala Saladeta está ubicada a unos 4 km de Sant Antoni frente a la playa de Cala Salada, tan sólo separada por un acantilado que pueden atravesar a pié o a nado. El entorno aún conserva un aire marinero de antaño, entre las playas, todavía existen unas antiguas casetas de pescadores locales donde guardan sus embarcaciones. En un extremo de la playa de Cala Salada se ubica un restaurante de cocina marinera y sabrosos arroces.

Post-it: Desde Cala Salada inicia un camino que se dirige a la cueva de Ses Fontanelles, en cuyo interior alberga una colección de pinturas rupestres.

Precio estimado: Moderado (restaurante Cala Salada)

Contacto: 971 342 867 – Crta de Santa Inés a Cala Salada