Establecimiento romántico situado en las proximidades del pueblo de Sant Joan de Labritja. A finales del siglo XIX, Pepeta, su fundadora, convirtió la vivienda en una tienda de comestibles y bar. Que al mismo tiempo fue estanco y oficina de correos.

Actualmente esta casa ibicenca su propietario es Pedro Ferrer que la restauró sin perder los aires rústicos y la convirtió en un restaurante con mucho encanto. La cocina es muy variada, gastronomía ibicenca en estado puro que elabora Catalina que sigue las mismas recetas que su madre y abuela.

Post-it: Las zonas  más íntimas y agradables de Ca na Pepeta son los antiguos corrales de la casa y su terraza jardín.

Precio estimado: Medio

Contacto: 971 325 023 – Crta de Sant Joan, Km 15,4