Con la llegada del calor no hay mejor bebida para refrescarse que la sangría. Muy de nuestra gastronomía y se ha convertido en la bebida de moda en los veranos ibicencos. Elaborada a base de vino, fruta picada y algún licor, sus combinaciones son muy variadas. En Ibiza podemos encontrar todo tipo de sangrías, desde la elaborada con vino tinto, hasta la que se prepara con cava, champagne, cava rosado o vino blanco,..

No hay nada mejor que disfrutar de una sangría bien fresquita en la playa y por eso te recomendamos cuatro chiringuitos y restaurantes frente al mar donde podrás disfrutar de esta sabrosa bebida en un ambiente distendido.

Si buscamos algo más rústico y sencillo nos podemos acercar al chiringuito Can Pascual, situado en el puerto de Sant Miquel. Allí podremos degustar un delicioso tinto de verano. Se trata de un kiosko de playa de estilo rústico, con ambiente relajado y tranquilo y platos sencillos y sabrosos. Es un lugar poco transitado donde pasar un día tranquilo. Está situado en el paso de tierra que une s’Illa des Bosc con el puerto de Sant Miquel.

También en el norte de la isla, en Benirràs, podemos disfrutar de una refrescante sangría de cava rosado. En Roca y Mar, un típico restaurante casi al borde de la playa donde podremos disfrutar de una bellísima puesta de sol y un ambiente relajado. Benirràs es una playa espectacular, dominada por un pequeño islote conocido como Cap Bernat. Rodeada de pinos y de una frondosa vegetación, tiene aguas transparentes y los domingos la puesta de sol de acompaña de los sonidos de los tambores y de un ambiente muy bohemio.

Otro de ellos es el Tropicana Beach Restaurant. Está situado en la playa de Cala Jondal, en el sur de la isla, un lugar que en los últimos años se ha convertido en más que una playa por los numerosos locales en los que también se puede disfrutar de la música y el buen ambiente al atardecer. En el Tropicana Beach Club podemos encontrar una deliciosa sangría de cava mientras disfrutamos de música chill tranquila y nos relajamos en una de sus cómodas hamacas. Los domingos por la tarde tenemos un atractivo más, porque se celebra la fiesta Tropical al son de ritmos caribeños y brasileños.

También podemos encontrar sangría de cava en la mítica playa de ses Salines, en pleno parque natural. Allí, a pie de playa, encontramos el Jockey Club Ibiza, un restaurante de lo más cosmopolita en el que podremos disfrutar de un ambiente desenfadado. Un chiringuito donde predomina la calidad pero que no ha perdido su esencia de establecimiento original de playa, con decoración de madera. Un lugar auténtico y diferente, que no hay que perderse.