Hoy en nuestro blog, os proponemos una magnífica ruta por bonitas calas y con mucho encanto, en la zona norte de la isla. Cerca de Sant Joan de la Labritja, y muy próximas unas de otras. Ideal para visitarlas en un mismo día y disfrutar de un agradable día de sol y playa.

Desde Sant Joan, iremos en dirección a Portinatx, a unos 5 kilómetros y nuestra primera parada, playa de Cala Xarraca, y que encontraremos con facilidad porque está bien señalizada. Es una pequeña cala de una belleza natural, sorprendente y que enseguida nos cautivará. Como casi la mayoría de calas de la zona norte de la isla de Ibiza, es muy recomendable para los amantes de la tranquilidad y las increíbles panorámicas. Aunque en esta playa están a nuestra disposición todo tipo de servicios incluyendo un agradable restaurante. Es ideal para practicar el buceo por sus fondos marinos únicos de arena y rocas. El desnivel es pronunciado. Franqueada a su espalda por un acantilado que le da un aire algo salvaje.

La siguiente parada, a pocos minutos, es la encantadora calita de s’Illot des Renclí. Aguas cristalinas y un aire a cala escondida y recóndita. Ambientada por casetas de pescadores y suaves acantilados por todas partes. Interesante buscar nuestro sitio entre las rocas y con ello disfrutar de una total intimidad. Bajo el pinar cercano existe un restaurante en el que podrá saborear la sabrosa cocina local y platos marineros.

Si continuamos por la carretera, a pocos minutos nos toparemos con la pequeña pero interesante Cala Xuclar, una alternativa clara a las playas más frecuentadas. No suele haber mucha gente. Pequeña, escondida y tranquila. Podemos aprovechar para degustar alguno de los frutos del mar ibicencos en el pequeño chiringuito y pasear por los caminos que discurren entre la vegetación circundante. Ideal para realizar snorkel.

Y por fin llegaremos a Portinatx. Que en realidad son tres playas o calas, s’Arenal Gros, la principal, s’Arenal Petit, más pequeña, y el pequeño puerto de pescadores situado al final de la carretera que nos lleva a Portinatx. Alrededor tenemos el centro turístico del mismo nombre. Ofrece todos los servicios (restaurantes, bares, tiendas, hamacas y deportes acuáticos). Las playas son bellas, de arenas finas y aguas cristalinas. Poca profundidad y de suave progresión, ideal para las familias. A sólo 9 km de Sant Joan de Labritja.

Toda esta zona es perfecta para los amantes del senderismo, que pueden pasear por las inmediaciones y disfrutar de las magníficas panorámicas.