A unos 25 – 30 minutos de Can Planells podemos pasar un excelente día de sol y playa, en Cala Bassa. Situada en la costa oeste de Ibiza, es una playa accesible en coche con buenas posibilidades de aparcar. Se llega desde la carretera de Sant Antoni a Sant Josep, antes del cruce del pueblo de Sant Agustí encontraréis un desvío a vuestra derecha, solo debéis seguir las indicaciones. Otra buena opción es coger el ferry que sale desde la localidad de Sant Antoni, en el Paseo Marítimo, y con salidas diarias todo el verano.

Se trata de una playa incrustada entre paredes rocosas en forma de bahía. Una piscina natural de fina arena, aguas transparentes de color turquesa, tranquilas y poco profundas, ideal para realizar deportes acuáticos. Asimismo sobre la playa podéis alquilar motos de agua o realizar un curso de iniciación al windsurf.

Cala Bassa está rodeada de rocas a ambos lados y de una zona frondosa, que llega hasta el mismo borde de la playa que invita a dar un majestuoso paseo. Siguiendo un camino entre pinos y sabinas, después de cinco minutos andando llegarán a una esplanada rocosa con bellas vistas al islote de “Sa Conillera” y a una antigua torre vigía. A posteriori de esta caminata se han ganado una merecida siesta a la sombra en una cómoda hamaca, descansar y tener una privilegiada panorámica del mar. Además la playa dispone de duchas para el uso de los bañistas y un puesto de primeros auxilios con socorrista.

La playa cuenta con un Beach Club, el CBbC distribuido en cuatro conceptos gastronómicos y ambientes diferentes, en todo momento se puede comer sintiendo los pies en la arena. El CBbC Restaurant, cocina elaborada y diversos arroces; Chiringo, cocina tradicional a base de pescados al horno; en cambio, el Snack y el Beach Boy ofrecen una carta más desenfadada basada en el Slow Food, se puede elegir entre unas sabrosas ensaladas o saborear una hamburguesa de Kobe sobre las camas balinesas de la playa. Este complejo está dirigido por David Reartes, chef autodidacta de cocina contemporánea, relajada y sensual con pasión innata por los sabores y sentidos utilizando productos de la isla.

Cala Bassa es una de las 15 playas de la isla de Ibiza que han obtenido la bandera azul por la Fundación Europea de Educación Ambiental. Para su obtención se analizan aspectos como la calidad del agua, servicios, seguridad y medio ambiente.