Desde Can Planells se pueden realizar excursiones muy atractivas, tanto hacia el interior de la isla como hacia el mar, sin tener que recorrer grandes distancias. Todo el norte de la isla de Ibiza -Es Amunts- conserva casi intacta su belleza natural.

A poco mas de un kilómetro, se encuentra el pueblo de Sant Miquel de Balansat. Balansat es el nombre de uno de los QUARTONS en que se dividió la isla a raiz de la conquista catalana de 1.235. La antigua iglesia fortaleza se impone majestuosa encima de una colina. Siguen otros núcleos con encanto: Sant Joan de Labritja, Sant Llorens de Balàfia, Santa Gertrudis de Fruitera, Sant Mateu d’Albarca, Santa Agnès de Corona,… Y en la costa nos encontramos con la cala d’Aubarca, es Portitxol, Na Xamena, el Puerto de San Miguel o de Balansat, el de Benirras,…

Can Planells es el sitio ideal para el viajero que busca la calma y ama la naturaleza, así como la proximidad afable de la gente del campo.